Un intestino irritado influye en la depresión y ansiedad

person Publicado por: Luz Amanda Viveros En: favorite Hit: 145

A través de casos de estudio se ha mostrado como personas cambian su vida y salud mental a través de modificaciones en sus elecciones alimenticias

Estos cambios implican reducir los carbohidratos y añadir grasas saludables. Este cambio alimenticio por sí solo extingue la depresión y a sus parientes como la ansiedad crónica y la mala memoria.

Lo más emocionante es que a su vez, las nuevas investigaciones demuestran que los antidepresivos son, en cierto sentido, vendajes mal hechos sobre heridas que no pueden sanar. Por esta razón se ha determinando el vínculo entre la alimentación y el riesgo de padecer depresión.  La ciencia esta demostrando que la gente que mantiene una dieta mediterránea, alta en grasas y proteínas saludables y antiinflamatorias, padece índices significativamente más bajos de depresión. 

Es así como la recomendación principal es adoptar una dieta libre de gluten y un programa intenso de Probióticos, junto con alimentos prebióticos y vitamina D. Además de hacer ejercicio aeróbico regular y dormir reparadoramente mínimo 6 horas.

Es hora de divorciarnos de la noción de que podemos arreglar nuestra ansiedad y depresión con remedios farmacéuticos que interfieren con los síntomas pero pasan por alto la causa, sobre todo en el caso de los niños. 

No pierdas más tiempo cambia tus elecciones alimentarias desde ya.

Resumen construido a partir del libro: Alimenta tu cerebro, enero 2016. Dr. David Perlmutter. Penguin Random House Grupo Editorial.